Headlines News :
Home » , , » Control de plagas en tomate

Control de plagas en tomate

Protección cultivo :
Combinación de insecticidas con organismos vivos

Hasta ahora el control de plagas en los cultivos está basado fundamentalmente en el uso de los insecticidas.
Escudados en su polivalencia o capacidad de controlar diferentes plagas en una aplicación o que son de fácil almacenamiento o en la inestimable ayuda en el aumento de la producción en los cultivos.


En varias situaciones el uso reiterado de los mismos nos ha llevado a la resistencia de algunas de las plagas a los insecticidas, que añadido a la restricción de uso de materias activas ha supuesto que en ciertos cultivos se busque otros medios de defensa contra los insectos plaga. 

De otro lado los supermercados en su política de ofrecer productos agrícolas con un nivel de residuos menor al LMR nos obligan a buscar otros medios de defensa contra plagas que reduzcan el uso de insecticidas. En otras palabras métodos de control que combinen el uso de insecticidas con el uso de organismos vivos capaces de controlar las plagas.


Una plaga para los productores es una población de animales que se alimentan de los tejidos de las plantas de cultivo ‘fitófagos’ llegando a producir un daño económico. Frente a las plagas tenemos a los organismos vivos capaces de controlarlas y que llamamos enemigos naturales o fauna auxiliar.
 Tenemos dos grupos de enemigos naturales los depredadores y los parasitoides. Ambos grupos se utilizan de forma importante en el control de plagas que es el llamado control biológico. Este método de control de plagas no es incompatible con el uso de algunos insecticidas o fungicidas en la protección del cultivo.


El control biológico en tomate se ha separado en dos grupos: el tomate en invernadero para plaza y el tomate para industria en exterior. Aunque las plagas en ambos sistemas de producción son las mismas, la diferencia está en la intensidad y las fechas en las que les afectan.
Las plagas más importantes en el cultivo del tomate son orugas, trips y mosca blanca, en algunas campañas añadiremos los pulgones con un nivel importante y los eriófidos y la araña roja.


Plantas de tomate

CONTROL DE MOSCA BLANCA

Las dos especies que encontramos en el cultivo del  tomate son Trialeurodes vaporariorum y Bemisia tabaci.
La primera es más habitual y en el cultivo llega a producir daños en hoja por su forma de alimentación  que consiste en chupar la savia de la planta y excretar  parte de los azúcares de la planta en forma de melaza,  lo que genera negrilla sobre hojas y frutos.
 La primera  mosca blanca la hemos conocido de siempre y es  hacia 2002 cuando B.tabaci se inicia en los daños, llegando  en 2004 a causar problemas importantes incluso  en tomate de exterior. Esta otra mosca blanca  genera los mismos daños y además es capaz de trasmitir   virus a la planta como el virus de la cuchara,  (TYLV) que de momento no lo hemos detectado.

Bemisia tabaci


Inicialmente el control de T.vaporariorum se realizó con Encarsia formosa, una avispa parásita que con resultados dispersos se consiguieron eficacias interesantes, hasta que hacia el año 2000 se inició un largo trabajo con los míridos depredadores y concretamente con Macrolophus pigmaeus (M.caliginosus).
Especie polífaga cuyo interés se muestra al depredar sobre muchas especies de plagas y principalmente sobre moscas blancas, pulgones y trips.

Larvas de T.vaporaiorum (arriba) y B.tabaci (abajo)

A este éxito se añade el obtenido al incorporarse otra especie auxiliar con actividad importante como es Nesidiocoris tenuis, mírido de aspecto similar a M.pigmaeus y con una gran capacidad de instalación en el tomate, tanto en exterior como en invernadero. En invernadero la eficacia de los míridos se encuentra cuando tenemos por encima de un individuo/m2. En tomate de industria podemos encontrar una buena eficacia con sueltas de 0,5 individuos/m2 que llegarán a niveles superiores a 3 individuos/m2 hacia el mes o mes y medio de la suelta.

CONTROL DE PULGONES

Las especies de pulgones que nos encontramos en el tomate en Navarra son principalmente tres: Myzus persicae, Macrosiphum euphorbiae, y Aphis gossypii.
Estas especies alcanzan niveles diferentes dependiendo de la época de cultivo y de si es de invernadero o de exterior. En el año 2000 se inició el control mediante Aphidius colemani, llegando a sueltas de hasta 0,5 ind/m2 . Hoy en día el control de esta plaga se viene ejerciendo mediante la utilización de bankers de cebada, plantas con un reservorio de A.colemani para el control de la plaga. 
Paralelamente si tenemos una presencia de míridos auxiliares implantados en el cultivo desde un inicio del mismo, la presencia de A.colemani es secundaria puesto que los míridos ejercen un control suficiente para ello.
En tomate de industria se añaden los depredadores naturales que van apareciendo en el cultivo como es el caso de los coleópteros depredadores, mariquitas, de diferentes especies que ejercen un control satisfactorio.


Pulgón Myzus persicae


CONTROL DE TRIPS

La especie más importante de trips en el tomate es Frankliniella occidentalis. Especie capaz de transmitir el temido virus del bronceado TSWV. Normalmente los trips en en tomate tanto en invernadero como exterior no requieren de intervenciones para su control, aunque el aspecto más temido sea la transmisión del virus. Con la eliminación de las plantas afectadas por el virus desde un inicio y el empleo de insecticidas más respetuosos con la fauna auxiliar de la zona la presencia de depredadores como Orius laevigatus y otras chinches depredadoras se ha obtenido un control adecuado para mantener los trips sin riesgo de daños.

Adulto de Frankliniella occidentalis y daños en hoja

CONTROL DE ARAÑA ROJA

Las especies que forman el complejo de las llamadas  arañas rojas son muy parecidas y diferenciables únicamente  a nivel de laboratorio, nos referimos a Tetranychus  urticae y Tetranychus turkestani. En el sur de Navarra es  más habitual la segunda especie. En tomate no tenemos  buenos depredadores de la plaga por lo que sólo en  casos de muy ligera contaminación pueden ayudarnos  los míridos depredadores, ya que los fitoseidos, ácaros  depredadores de araña roja, en tomate, no realizan un  buen control al no instalarse adecuadamente. Por ello en algunos   casos las intervenciones se realizarán con acaricidas respetuosos con los auxiliares presentes.

Síntomas de los daños de araña roja


CONTROL DE MINADORES


Inicialmente es una plaga causada por la especie Liriomyza 
huidobrensis, que en tomate de industria genera 
daños graves y en invernaderos únicamente su 
presencia es importante en casos concretos y en la 
mayoría de los casos con poda de hojas y no dejando 
que ascienda hasta el ramillete en fase de engorde 
de frutos pasa desapercibida económicamente. Contra 
ella se ha actuado, en invernadero, con la suelta de 
avispas parásitas como Diglyphus isaea a dosis de 
hasta 0,2 ind/m2 y con resultados excelentes.




Daños de la minadora en hoja


CONTROL DE ORUGAS Y TALADROS

Nuestras principales orugas son Helicoverpa armigera o taladro del tomate y Tuta absoluta o polilla del tomate. Ambas afectan tanto a hojas como a frutos y causan daños importantes en función de la época del año que entran al cultivo. El taladro del tomate lo encontramos en el cultivo entre el mes de junio y agosto y la polilla del tomate desde marzo hasta diciembre, en tomate de industria se solapan los daños de ésta con los del taladro.
En tomate de industria el control biológico pasa por la combinación de uso de insecticidas compatibles con los auxiliares y actualmente el uso de míridos depredadores como N.tenuis o M.pigmaeus. En tomate en invernadero el control debe basarse en el uso de míridos con el apoyo ocasional de insecticidas respetuosos con los mismos. La implantación de los míridos en este caso es importante que se realice desde el inicio de plantación y realizar apoyos cuando los niveles de capturas en trampa delta alcancen el pico generacional paralelamente se observen huevos o se inicien los daños de minas en hoja.

 

                            Oruga del taladro del tomate y adulto de M. Pigmaeus



RESUMEN DE LA SUELTA DE MÍRIDOS EN 
TOMATE DE INDUSTRIA





Durante las campañas 2010 y 2011 hemos trabajado 
en tomate de industria con la suelta de míridos depredadores 
y concretamente Nesidiocoris tenuis. El trabajo 
ha consistido en liberar la dosis de 0,5 ind / m2 
una semana antes de la plantación en campo. Después 
de este periodo, que ha variado entre 5 y 10 días, dependiendo 
de la experiencia y campaña, se han plantado 
y seguido el cultivo en su desarrollo. En dos de los 
casos el tomate ha sido de producción convencional 
(Buñuel) y en otro de agricultura ecológica (Lodosa). 

Los tratamientos han sido realizados en el caso de la 
producción convencional con Bacillus thuringiensis, 
clorantraniliprol para orugas y flonicamida para pulgones. 



Además en la última campaña se realizó un 
tratamiento con abamectina para el control de ácaros 
en agosto que no ha incidido en la evolución de los 
míridos durante la campaña.


En la parcela de agricultura ecológica únicamente se 
realizaron dos aplicaciones de B.thuringiensis y sin 
tratamiento para pulgones, no habiendo problemas 
de pulgones ni de otras plagas reseñables. Es importante 
destacar que la presencia de N.tenuis ha servido 
en las parcelas de Buñuel para frenar una invasión de 

plusias (Autographa gamma) en hoja a final del ciclo.





Gráfico 1.- Evolución de Nesidiocoris tenuis en Buñuel





Compartir este articulo :

0 comentarios:

Dejanos tu comentario

Si tienes alguna inquietud te responderemos lo mas pronto posible... !

SÍGUENOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES

 
Soporte: Comunidad de agronomia | Cahuana | Agrounica
Proudly powered by Blogger
Copyright © 2017. AGROUNICA - All Rights Reserved
Web diseñada por Hackcahuana Published by Agrounica